Inicio   Resumen   Características   Uso   Gramática   Ortografía   Traducir

PIPOLÉS
Resumen

¿Por qué pipolés?

            El problema recurrente de los alrededor de 6.000 idomas que existen en el mundo reside fundamentalmente en que evolucionaron poco a poco, por lo que muchas veces resultan incoherentes. Con el paso del tiempo han ido acumulando irregularidades. Esto no supone ningún problema para los niños nativos, pero es un gran obstáculo para cualquier adulto extranjero que intente aprender un idioma.

            El inglés se está convirtiendo en el idioma preponderante de las comunicaciones internacionales pese a que tan sólo el 5.5% de la humanidad lo tiene como lengua materna. Es decir, la gran mayoría de las personas que estudian inglés no son hablantes nativos.  La gramática del inglés es más sencilla que la del  hindi, árabe u otras lenguas europeas. Por su parte, el aprendizaje del chino, con una pronunciación tonal y sin alfabeto, exige un inmenso esfuerzo por parte del estudiante foráneo. Hoy, a millones de estudiantes se les enseña que “telled”, la forma pasada del verbo “to tell”, es errónea; en su lugar, los estudiantes tienen que aprender y memorizar, “told” – junto con otras miles de irregularidades similares –.
Un segundo problema con el inglés es que no contiene reglas, ni siquiera pautas, que regulen su crecimiento. Esto sucede en nuestra era moderna, en la que cada día nacen nuevas palabras de cualquier modo y manera.  ¿Debemos escribir “database”, “data-base”, o “data base”? (base de datos) – un editor de una revista cualquiera, sin estudios filológicos tomará la decisión y el resto le imitarán –.
Un estudiante universitario de Estados Unidos o Gran Bretaña necesita conocer alrededor de 20.000 palabras, incluyendo aproximadamente 3.700 palabras derivadas irregulares. El Diccionario de Inglés de Oxford contiene más de 600.000 entradas y en general existen más de un millón de palabras de las que se tiene constancia en la lengua inglesa. La situación, que empeora año tras año, no sólo es tortuosa para los estudiantes, sino económicamente ineficiente.
 
            El mayor obstáculo a la hora de crear idiomas partiendo desde cero – la historia da fe de ello – es que tan sólo un mínimo porcentaje de gente se planteará aprenderlas.

            El pipolés se basa en el inglés del mismo modo que el inglés se basó en el anglosajón.  El pipolés es un inglés simplificado, regularizado, clarificado y actualizado. Toma prestados elementos de fácil aprendizaje provenientes del chino y del español – entre otras lenguas –, además de definir pautas muy claras que regulen el proceso de formación de nuevas palabras y que a medio plazo contribuirán a simplificar y embellecer el idioma.  El pipolés pone remedio a todos estos problemas.

 

Sumario de características principales del pipolés

            No hay plurales irregulares. En pipolés, el plural de “leaf” (hoja) es “leafs”. El plural de “mouse” (ratón) es “mouses” y el de “fly”(mosca), es “flys”. Todos ellos serían irregulares si los escribiéramos en el inglés actual (“leaves, mices, flies“). Además, en pipolés decimos “ten thousands” (literalmente: “diez miles“) en lugar de decir “ten thousand”(diez mil).

            Sólo cuatro verbos irregulares:  Al contrario que el inglés, no se añade una “s“ final a la tercera persona del singular cuando se conjuga el presente: “i come, you come, he come, we come, they come”. (para ver más detalles, visite la sección “Características“ en el menú y haga click en “Verbos“)

            Prefijos con significados únicos e invariables.  El significado de cada prefijo acompañadopor un guión es uno y sólamente uno. Este guión es corto (- una especie de “guioncillo“) y mide aproximadamente la mitad que un guión normal – ya que éste conserva su función gramatical habitual –.  Por ejemplo, “dis-” significa “acción inversa a la acción del verbo”, así que “dis-button” significaría “desabotonar lo que se había previamente abotonado“.  Por el contrario, “disease” (enfermedad) es una palabra sin prefijo, completa en sí misma. Veamos otro ejemplo:  “R-e” significa “otra vez / de nuevo”.  En el caso de la palabra “replace”, ésta conserva su significado original de “sustituir”, mientras que “re-place”, literalmente, significaría “otra vez-colocar” = colocar otra vez (a un nuevo sitio). En definitiva, las palabras con prefijo resultan claras y evidentes al instante. Además, los prefijos se pueden añadir a cualquier raíz.
(Para ampliar detalles y acceder a una lista de prefijos, visite: “Características” “Prefijos”.)

            Sufijos con significados fijos e invariables.  Al igual que los prefijos, cada sufijo precedido por un guión tiene un único significado. Veamos una muestra: “-ward” significa “en dirección a” + cualquier nombre que lo preceda. Por ejemplo: out-ward (out=fuera), down-ward (down=abajo), school-ward (school=escuela), Paris-ward, Mars-ward (Marte=Marte), God-ward (God=Dios). Por otra parte, “toward” (que significa “a“ o “hacia“) no contiene ningún guión porque literalmente no tendría sentido que significase “en dirección a“ + “hacia”.  Otro ejemplo puede ser el sufijo “-ness”, que transforma todo adjectivo en nombre, como en “messy-ness”. (desordenado + “-ez“ = “desordenadez“)
(Si quiere obtener más detalles y un listado completo, visite la sección “Características” Sufijos.)

            Una gran ventaja de los sufijos y prefijos con guión y significado único es que pueden aplicarse a cualquier palabra, no sólo a las que recoja el diccionario. Cuando formemos palabras nuevas intentaremos utilizar sufijos y prefijos tanto como nos resulte posible, ya que las nuevas palabras resultantes serán reconocibles prácticamente al instante y no requieren memorización alguna.

            Libertad para derivar.  En pipolés se dan posibilidades infinitas a la hora de formar palabras derivadas: “daredevilish", "gluttoning", "fivesome", "milktoasty", "orangish", "perfumey", "smellable", "unwearable", etc. El corrector de Word las señalará como incorrectas y un profesor de gramática nos dirá que hemos cometido un error; pero en pipolés, cualquier palabra derivada que sea “intuitivamente comprensible“ será siempre aceptada.

            Nada es correcto. Nada es erróneo.  En el párrafo anterior hablábamos sobre “palabras derivadas “intuitivamente comprensibles”, pero... ¿qué es éso? La cuestión pone en evidencia otra característica del pipolés: no hay gramática correcta ni incorrecta. El pipolés es una lengua creativa en la cual cada uno es libre de probar cosas. Si una innovación resulta atractiva, será divulgada y repetida de manera natural; si fuera difícil de recordar, aunque pudiera disfrutar de un breve éxito, acabaría cayendo tarde o temprano en el pozo del olvido. De hecho, ésto ya está sucediendo en los mensajes de texto entre teléfonos móviles y blogs– territorios donde las normas  gramaticales no pueden imponer su ley –.
Para los adultos, un enorme obstáculo a la hora de aprender idiomas extranjeros (y ésto lo saben bien sus profesores) es el miedo a equivocarse– éste es un concepto que no existe en pipolés –. Como la lengua internacional que pretende ser, el pipolés será usado a varios niveles: (1) Pipolés Comercial: usado principalmente por vendedores en su trato con clientes extranjeros: números, vocabulario relacionado con servicios y productos, y otros términos básicos como “wrap” (envolver), “bag” (bolsa), “discount” (descuento), sin prestar demasiada atención a la gramáticaç Los tailandeses ya son expertos en este sentido con su “inglés de mercado“. (2) Pipolés Amistoso: cuenta con un vocabulario y una fluidez suficientes como para desarrollar relaciones de amistad entre personas de distintos países, pero no existe la capacidad de desenvolverse con cierta soltura en conversaciones que traten temas políticos, religiosos, históricos, etc. En cualquier caso, este nivel de comunicación es una excelente herramienta para desarrollar las habilidades lingüísticas individuales y sumergirse en nuevas culturas. (3) Pipolés Fluido: capacidad para leer periódicos, comprender programas televisivos e incluso debatir y rebatir argumentos. Implica una buena pronunciación, un vocabulario extenso y una buena gramática.  (4) Pipolés Especializado: el empleado por aficionados a la informática, científicos, médicos, ingenieros o cualquier otra profesión especializada. (5) Pipolés Literario: el nivel más alto. Domina una gramática muy pulida. Es capaz de apreciar y expresar matices sutiles. Los escritores del pipolés literario son los líderes de este lenguaje; sus obras y sus palabras se convierten en auténticos pilares del idioma.

            Pronombres familiares y formales.  Cuando un hispanohablante se refiere a nosotros sustituyendo el trato de “Usted“ por el de “tú“, aunque pueda parecer un cambio insignificante, es cierto que la relación adquiere un tono más cálido. Esta persona se acaba de dirigir a nosotros con el pronombre habitualmente empleado para dirigirse a familiares y amigos. Ahora es nuestro turno; si aceptamos su “invitación“ (esta forma de trato más cercana), podemos contestar empleando el mismo pronombre “tú“. Esta sutileza en el lenguaje – que existe en mayor o menor grado en otros idiomas como el hindi, ruso, portugués, francés, alemán y en general en más de 40 idiomas – no existe en inglés, pero sí en pipolés.
(Si quiere saber más, tan sólo tiene que dirigirse a la sección: “Características” “Pronombres”.)

            Supresión de las idiosincrasias del lenguaje que perpetúan los prejuicios sexuales. El inglés, al igual que muchas otras lenguas indo-europeas, no tiene pronombres de género neutro (es decir, que no transmitan intrínsecamente la idea de un sexo u otro). Imaginemos una mesa redonda en la que se habla sobre un grupo de profesionales. El ponente tiene dos opciones: o bien repetir continuamente el mismo nombre una y otra vez (lo cual es bastante tedioso tanto para quien habla como para quien escucha) o bien elegir un pronombre masculino o femenino. Por ejemplo, cuando se habla sobre pilotos, el comunicador casi siempre tiende de manera natural a emplear el pronombre “él” porque la mayoría de pilotos son hombres. Década tras década los medios de comunicación han tendido a identificar el término “piloto“ con algo “masculino“. Esto tiene que dejar sin duda alguna un poso sesgado en el subconsciente de la sociedad.  Para solventar este problema, el pipolés incluye pronombres neutros como “he∙she”, “she∙he”, “her∙him”, and “him∙her”. También ofrece la posibilidad de identificar el género y la función de la persona a través de la terminación de la palabra.

            Sustantivos de función.  ¿Son Jian-guo y Neville nombres propios de hombre o de mujer? A no ser que Usted hable chino o francés, es probable que no lo sepa. ¿Es un “farmer“ necesariamente un hombre? (*nota del traductor: en español no se produce tal confusión pues es posible distinguir entre “granjero / granjera“). Vivimos en un mundo cada vez más globalizado donde por fin más y más mujeres tienen acceso a una carrera, pero seguimos usando un inglés que no proporciona ni a lectores ni a oyentes ningún elemento que les permita identificar el género de la persona de la que se está hablando. Los objetos funcionales en pipolés acaban en “or”, como por ejemplo “amplify۔or” (una cosa que amplifica:  un amplificador) y “blend۔or” (una cosa que licúa: licuadora). Similarmente, un “farm۔or" (término neutro para referirse a “granjero“) es alguien de cualquier sexo que trabaja en la granja. Un "farm۔ort" será un granjero y una "farm۔orm" será una granjera.  Extrapolando estas terminaciones tendremos más ejemplos: golf۔or (golfista, neutro), hike۔orm (caminante, femenino), inform۔ort (informante, masculino), kidnap۔orts,  (secuestradores) performorms (artistas, femeninas).  Y “murder۔eer” (alguien que ha sido asesinado), “insult۔eer” (alguien que ha sido insultado).  Un “foreignor” (extranjero) no es alguien que “extranjeree“, pero el pipolés en cualquier caso le asigna la terminación funcional y neutra “or”, porque identifica a una persona; así pues “foreignorms” serán “extranjeras“.  (Para más información,  visite “Características” “Sustantivos de función”)

            Palabras de Punto Medio (·).  She∙he?  Her∙him? ¿Qué hace ese punto ahí en medio?  En pipolés se llama “mid-dot” (punto medio) y separa dos palabras cuyos significados al combinarse son inmediatamente comprensibles. Veamos un ejemplo: el pipolés sustituye la palabra inglesa “watch” (reloj de pulsera) por una “palabra de punto medio“ de su propia cosecha: “wrist∙clock” (muñeca∙reloj). Del
 mismo modo, se eliminan cientos de palabras que los estudiantes de inglés están obligados a memorizar.  Las palabras de punto medio son el motor de la simplificación del lenguaje – tema que se trata en profundidad en la sección “Crear nuevas palabras“ –. Pero, ¿por qué usar she∙he en lugar de he∙she? Ambas opciones son correctas. Por ejemplo: hoy en día existen “war∙airplane pilots“ (pilotos de guerra) de ambos géneros, pero si nos referimos arbitrariamente a uno de ellos, usaremos he∙she, ya que el género masculino es más común en esta profesión. Podría darse el caso contrario si por ejemplo una escritora estuviera intentando aclarar un punto en concreto. Siguiendo ése mismo razonamiento, nos podemos referir a un evento histórico con “place∙time“ (espacio∙tiempo) o “time∙place“ (tiempo∙espacio), dependiendo de cuál sea mas importante dentro del contexto.
(Para más detalles: “Características” => “Palabras de punto medio”.)

            Precisión Versus Imprecisión.  Que en pipolés no exista un concepto de lo que es “erróneo“, no implica que su habla tome una deriva anárquica. Sus hablantes más meticulosos y escritores seguirán intentando comunicarse de la manera más precisa y seguirán creando palabras y frases duraderas. El resto de nosotros podemos seguir diciendo y escribiendo lo que queramos. Los portátiles modernos  y los electronic∙processors (procesadores electrónicos) de sobremesa se consideran “computadoras“, pese a que “computar“ es tan sólo una de sus muchas funcionalidades; es como considerar que un camión es una “radio” porque tiene una instalada.  Declarar que Shanghái es una ciudad de 23 millones de habitantes es a todas luces una falsedad o como mínimo una inexactitud; en pipolés se dice que tiene “ap 23 millions” (“ap” puede etiquetarse como un artículo más; similar a “un, el o las“ y cuyo significado es “aproximadamente”).  ¿Podemos realmente abogar por un “sistema de sanidad público y universal“ cuando no tenemos ni la más mínima idea de cuántas personas necesitadas existen en el universo? En términos figurativos, e incluso por mera tradición, es natural decir al atardecer que “the sun went down” (“el sol fue abajo“), pero actualmente sabemos que éso no es lo que en realidad ha sucedido. “Ap“ hace medio milenio los europeos probaron que nuestro mundo no es plano; es esférico Y aquello a lo que llamamos “arriba“ es en realidad “fuera“. Eso se debe a que el cielo ya no es nuestra última frontera.
           
            Palabras no-inglesas.  Seguimos inventando palabras como “ap” y usando “alike” en lugar del término inglés “like” para expresar “similar a”. El pipolés tiene menos de 200 palabras de origen no-inglés. Se pueden agrupar en varias categorías (1) Nuevos pronombres: pronombres familiares (mencionados anteriormente) de los que el inglés carece, además de la inclusión de “yous” (vosotros o ustedes) como plural de “you” (tú). (2) Fusión de palabras combinadas que en inglés no tienen sentido; “in vain” se convierte en pipolés en “invain”; “so-cald” se transforma en “socalled”. También "ofcourse", “kickstart”, “peanutbutter”, “enmasse”, “gogetter”, y otras.  (3) Nuevas palabras que reemplazan a palabras ilógicas del inglés, como “irrationalize”, que sustituye al término inglés “rationalize” (racionalizar), expresando la acción de ofrecer una explicación irracional para justificar un comportamiento inaceptable.  (4) Palabras no-inglesas que definen conceptos para los cuales no hay palabras en inglés. Por ejemplo, la palabra del chino mandarín “mianze” (面子), que es mucho más expresiva que la inglesa “face“ (cara), o la francesa “dejavu” (una sola palabra y sin acentos).
(5) Palabras especialmente agradables como “heartberry”, que describe una baya roja y sabrosa que tiene forma de corazón - al contrario que la palabra inglesa“strawberry”, en la cual “straw“ (paja) nada tiene que ver con el significado global de la palabra: “fresa“).
           
            Have Versus Has. El pipolés rompe una lanza en favor de “have” en lugar de “has” para la tercera persona del singular del verbo “to have“ (haber / tener). Es curioso; todo el mundo acepta que podamos conjugar: “I have”, “you have”, “we have”, “they have”... pero parece que escribir “he have” sea casi un sacrilegio. Si eres estudiante, el maestro te dirá simplemente que has cometido un  “error“;
si eres un adulto todos a tu alrededor pensarán que eres un analfabeto.  Emplear “has” quizás no suponga esfuerzo alguno para un hablante nativo, pero para los extranjeros que intentan aprender inglés puede ser un problema. Serán ellos quienes más se alegren al saber que la palabra “has” no existe en pipolés. 

           Sintaxis.  Imaginemos que escribimos: “All the… moons… have been named except one”.
(“todas las lunas han sido nombradas excepto una“. Esta frase en pipolés sería admisible y no estaría mal escrita, pero vamos a analizar qué pasa por la mente del lector cuando lee una frase como la anterior:
El lector interpretará que “todas las lunas han sido nombradas”. Entonces, cuando continúe leyendo se dará cuenta de que en realidad no es así, que de hecho todas las lunas no han sido nombradas. Una no ha sido bautizada todavía. Este tipo de giros no facilitan un proceso de lectura fluido y desacreditan al lenguaje.  En pipolés literario normalmente mencionaríamos la excepción en primer lugar antes de establecer la generalización: “Excepto una, todas las lunas de nuestro sistema solar han sido nombradas ya“. Quizás deberíamos realizar un concurso para darle un nombre.


Estadísticas del pipolés

 Raíces y palabras derivadas que existen en inglés pero que se eliminan en pipolés  aproximadamente 11.900
Palabras derivadas con irregularidades ortográficas que existen en inglés pero se eliminan en pipolés
aproximadamente 3.700 
Palabras de punto medio ( · )
 793 raíces,
sin incluir palabras derivadas
Sustantivos de función / estándar  840 raíces,
sin incluir palabras derivadas
Sustantivos de función / no-estándar  105raíces,
sin incluir palabras derivadas
Palabras pipolesas que no son inglesas pero están basadas en palabras inglesas  82 raíces,
sin incluir palabras derivadas
Palabras pipolesas que no son inglesas y NO están basadas en palabras inglesas  27 raíces,
sin incluir palabras derivadas
Prefijos con significado único (seguidos de guión - )    46
Sufijos con significado único (precedidos por guión - )   73
Verbos irregulares que han sido regularizados  209, sin incluir la eliminación de la
“s” final al conjugar en presente
la tercera persona del singular
Plurales irregulares que han sido regularizados
67

FAQ


Palabras
geográficas
  Palabras
geopolíticas
  Palabras
espirituales
  Diccionario   Crear nuevas
palabras
  Aprenda pipolés